Las Reacciones…

* * * to our English-speaking followers, this is the Spanish version of the second post, which you might have already read !  🙂  * * *

– que van a hacer qué?–

Por ahora no voy a ahondar en la parte más importante de esta fase previa a la partida, que es todo lo relacionado a la planificación. Creo que hará más sentido escribir sobre ello “después de”, así sabré por mí mismo de qué detalles nos olvidamos o con cuáles se nos pasó la mano (en caso alguien pretenda tomar lo que escribo como consejo a seguir).  Por ahora solo diré que hemos invertido una muy buena cantidad de horas (y euros) investigando (y ejecutando) temas de equipaje, equipamiento, pasajes, destinos, vacunas, rutas, clima, seguros, visas, alojamiento y más, mucho más.

Sin embargo, algo que me pareció bastante interesante fue cómo las diferentes personas de nuestro entorno reaccionaron a la gran noticia de lo que pensábamos hacer, así que pensé que valdría la pena poner unas líneas al respecto. Ya había leído que no todos encontrarían nuestros planes “razonables” y que habría una buena cantidad de energía “cuestionable” -por decir lo menos- irradiada en nuestra dirección. Y vaya que fue cierto.

La primera prueba fue por supuesto con nuestras familias. Ese momento fue el que más planeamos -y temimos-.  Sandra viajó a Perú de visita en marzo, así que pudo dar las noticias en persona. Lo coordinamos, y yo lo hice por Skype el mismo día. Tengo que decir que las reacciones fueron bastante más positivas de lo que nos esperábamos. Hubo un cierto nivel de preocupación inmediata -esperable-, principalmente por nuestra seguridad en los lugares remotos, misteriosos y peligrosísimos en los que seguramente nos meteríamos. Con Sandra la cosa fue más por los leones, cocodrilos, monos y demás monstruos que seguramente saltarán de cada oscura esquina para atacarla.  Fuera de ello, aceptaron que era un plan bastante positivo. La mamá de Sandra incluso recordó cómo es que ella “siempre había querido ser hippy y viajar por el mundo” (vocación al parecer secreta, porque a Sandra le sorprendió tanto como si le hubiera dicho que siempre quiso ser bailarina de can-can).

De vuelta en la oficina y entre los amigos, las reacciones fueron desde el blanco de blancos hasta el negro azabache de Sedal, pasando por todas las -cincuenta- sombras de gris.

Aún no me queda claro qué quiso decir el colega que me saludó con un “hola, party pooper”, luego de enterarse. Tampoco pregunté. Lo que sí, luego busqué el término en Google, para estar seguro y, tal como pensaba, significa algo así como “aguafiestas”. Pucha, no fue nuestra intención aguarle la fiesta a nadie!

También escuché cosas como: “no estás ya un poco viejo para eso?”, “cuidado con Indonesia, es peligroso para las mujeres!” y “vas a dejar esta empresa!?” (con cara de “estás mal del cerebro?”), para mencionar un par de ejemplos.

Felizmente esas fueron las excepciones. También estuvieron los “los aplaudo por tener el valor de hacer algo así de grandioso!”, “me da escalofríos de solo pensar en sus planes!”, “qué huevos!” y muchos, muchos (o sea, muchos) “qué envidia!”. Me imagino que es verdad que esto es algo de lo que mucha gente habla y con lo que algunos sueñan, pero no necesariamente hacen algo al respecto.

En promedio, el feedback que nos han dado todos ha sido bastante positivo, y tanto Sandra como yo hemos recibido muchas palabras de reconocimiento, aprecio y aparentemente sincera admiración en el trabajo. Estoy seguro de que el hecho de estar dejando nuestra compañía, pero no para ir a ninguna otra, ayudó a que nuestra partida tenga un aura mucho más positiva.

En todo caso, estoy contento de no haber dejado de usar la pitita roja que tengo en la muñeca desde un viaje al Cusco en el 2008 -contra el mal de ojo, tú sabes-.  Sandra soñó con brujas que la perseguían por 3 noches seguidas, después de hacer públicas las novedades. Por suerte, no somos supersticiosos (“porque eso trae mala suerte”, como diría mi papá).  😉

Amsterdam – 04.Junio.2017


8 thoughts on “Las Reacciones…

  1. Mu says:

    Manya! Qué huevos! qué cosa?! tan locazos! mostro…!!
    Jaja, yo creo que hasta que mi hija no cumpla 18 (16) ese avión me habrá que esperar. Aunque no creo que nunca lo bookee. Igual, muchos éxitos en este viaje – en el sentido literal y no tanto 🙂

    Like

  2. Africa MorAnte says:

    Seguiré sus viajes y los viviré como si fueran míos. Me hubiera encantado que mi esposo se hubiera atrevido hacer eso conmigo. Mi papá lo hizo por cuatro años alrededor del mundo, su último etapa fue Canadá al Perú en moto. Sana envidia chicos disfruten al máximo esta gran aventura.

    Liked by 1 person

  3. Silvia & Lander says:

    Menuda envidia!!! Hacéis bien, nosotros ahora mismo con los peques no podríamos, pero seguimos soñando con que toque la lotería y nos damos la vuelta al mundo jaja

    Mandad un montón de fotos!!!!

    Liked by 1 person

    • Francesco Bertini says:

      hey!.. que gusto saber de ustedes… Gracias, muchachos!. Y, casualidades de la vida, acabo de chequear el ultimo boleto de loteria que compre en Amsterdam, y nada (y mira tu, aqui nos tienes igual). :). Besos y abrazos!

      Like

Feel free to comment! / Cuéntanos qué piensas :) .

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s